Los cuatro elementos - Técnicas preventivas y curativas para la salud

Dentro de las prácticas empíricas más antiguas que contribuyen con la salud humana, encontramos aquellas basadas en el aire, la tierra, el agua y el fuego; o en su conjunto conocidos hasta ahora como "los cuatro elementos".

Estos cuatro principios básicos, han sido claves para el desarrollo tanto de sistemas filosóficos, como de técnicas terapéuticas para contribuir con el cuidado de la salud. Especialmente para esto último, se trata de ver al hombre como un reflejo permanente e integrado dentro de su entorno natural, donde el equilibrio de los cuatro elementos es esencial para el equilibrio de su salud.

Dentro de las terapias asociadas con el equilibrio de los cuatro elementos de la naturaleza encontramos:
  • la helioterapia
  • la geoterapia
  • la hidroterapia
  • la climatoterapia
Estas cuatro formas de contribuir con la salud del hombre, son las más generales y más utilizadas al rededor del mundo, así como las más conocidas; lo que no quita que además, se despliegue una amplia gama de otras más, basadas en los mismos principios, y por medio de las cuales también se obienen muy buenos resultados.

Sin dudas, el resurgimiento del uso de estos milenarios procedimientos curativos, gozan de una alta reputación ya que cuentan con la ventaja de ser económicas e inocuas, siempre que sean aplicadas adecuadamente y bajo las pautas de un profesional en la materia, por supuesto. Su efectividad, está demostrada clínicamente de manera exitosa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario