Qué muebles tener en una casa con gatos

Luego de convivir 2 años y medio con mi gata persa, puedo decir que tu casa cambia cien por ciento cuando un gato habita en ella… y deberás adecuarla no sólo a tus necesidades y gustos, sino a los del pequeño felino también.

Antes de tener un gato de mascota, tienes que estar dispuesto a compartir con él o con ella tu casa entera. Porque aunque trates de enseñarlo, muchas veces se encontrará solo… y se verá tentado a subirse, tocar o jugar con lo prohibido…

Lo que tiene de particular el gato, es que usará todo lo que le compres o todo aquello que le regalen. Pero a su vez entenderá como propio todo lo que comprenda el hogar. Por lo tanto, también usará todo lo que haya a su alcance… y a su modo…

Por ejemplo, un sillón para nosotros es un mueble de descanso y además un asiento social. Para tu gato, un sillón puede significar desde una cama, hasta su lugar de aseo favorito… y ni te cuento si le llega a gustar el tapizado! Lo amasará sin parar ronroneándole una y otro vez…

Entonces, permítanme darles los consejos desde mi experiencia, para elegir los muebles adecuados para tu casa si tienes gato, y que la convivencia sea lo más armoniosa posible.

Lo primero y principal es elegir muebles con la menor cantidad de tela posible. Hoy en día el minimalismo nos ayuda mucho en este aspecto. Hay muebles de plástico, acrílico, entro otros que son realmente muy bonitos, decorativos y funcionales a la vez. Y lo mejor: tu mascota gatuna no los podrá amasar! Si no tienes chance y tus sillones o sillas son de tela, hazles fundas económicas, cosa de que si el gatito los amasa, no te cueste reponerlos. Por supuesto sus sillones personales, elígelos de telas aterciopeladas para que se den esos gustos!

Deberás tener mucho cuidado también cuando elijas las mesas: suelen subirse! Nunca supe con qué fin… pero mi mesita de vidrio queda con sus patas marcadas…

También les gusta entrar en estantes, bibliotecas, modulares o racks con espacios abiertos… intenta que todos los lugares de almacenamiento tengan puertas.

En el caso de las camas marineras, siempre fíjate de que el colchón de la cama de arriba encaje bien en la parrilla, ya que suelen entrar a la de abajo por la parrilla de la de arriba y quedar atrapados en el cajón… te volverás loca buscándolo!

Las alfombras son una de las debilidades más grandes de los gatos! Me considero amante de las alfombras también. En mi caso, opté por quitarlas todas, con una persa de pelo largo en casa, limpiar la alfombra ya era cosa de locos! Además, es perjudicial para los pequeños felinos, ya que pueden tragar los pelos que no puedas quitar, y formar la famosa bola en su estómago. Mi consejo es: no alfombras en casa con gatos.

Espero estos consejos te sean útiles y quizás, te ahorren dos años y medios de cambios en tu hogar! Jajaja!


No hay comentarios:

Publicar un comentario